Yoga

Yoga

¿QUÉ ES YOGA?

El Yoga es forma de comunicarse con el “Yo soy” que viene de la raíz sánscrita “Yuj” que significa unir, fusionar, juntar. Para muchos es un arte de sanación espiritual que data desde aproximadamente el año 400 AC y nace en la zona del valle del Indo. Busca que el practicante conecte de manera consciente con el mundo material representado por el cuerpo, templo sagrado donde reside nuestro ser natural y auténtico, con el mundo espiritual fuente infinita de sabiduría y abundancia que el universo tiene para nosotros. Esta práctica terapéutica ancestral de conexión a través del movimiento del cuerpo te ayuda en diferentes niveles: *Físico: aliviar dolores, equilibrar metabolismo… *Mental: a cambiar hábitos dañinos, mejorar el estrés o insomnio… *Emocional: tristeza, depresión, agresividad, infelicidad… *Espiritual: armonía, paz, equilibrio… Esta práctica ancestral no requiere de conocimiento previo ni ninguna condición especial ya que sus asanas, nombre que reciben sus posturas, se pueden practicar por niños, adultos y en general cualquier persona así tenga una condición especial. El Yoga fusiona movimiento corporal, con respiración consciente y coordinada “prana”, posturas de las manos “mudras” y mantras que liberan tu mente facilitando la conexión y unión de tu ser, logrando un estado de equilibrio y bienestar, así tu conciencia -ese guía que todos llevamos por dentro- habla a través del cuerpo llevándote a donde necesitas ir, al camino de tu “despertar”.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE YOGA?

En una sesión de yoga a distancia, la persona puede escoger entre una práctica privada o grupal, se requiere una esterilla, una toalla de manos, y dependiendo del nivel cubos, lazos, etc. Al iniciar la sesión se realiza una conexión con la energía disponible a través de la postura corporal y la respiración, se aumenta la vibración a través de la repetición de un mantra, se hace un corto calentamiento y se inicia el movimiento o flujo de la conciencia en el cuerpo o asanas, al finalizar se regresa al estado de relajación inicial y se agradece por todo lo recibido. Durante las sesiones la persona habitualmente puede sentir tibieza u hormigueo en la zonas estimuladas con las asanas, eliminación de agua a través de la sudoración, etc y sin duda aumento de la paz interior y concentración. Algunas veces puede acompañarse de sonidos producidos por instrumentos ancestrales que facilita el aumento de tu vibración y con ello el estado de relajación deseado. En todos los casos, un estado de relajación profunda, alineación corporal y de bienestar son los efectos más inmediatos después de una sesión de Yoga.

ESTILOS DE YOGA

En Pranalan tenemos instructoras de yoga en estos estilos: Hatha. Ashtanga. Vinyasa.

NÚMERO DE SESIONES RECOMENDADAS

No hay un número mínimo de sesiones, sin embargo para una primera vez se recomienda hacer al menos 4 sesiones al mes para notar el cambio en el estado de salud o emocional de la persona.

Artículos que te pueden interesar

Grupo de FB comunidad PranaLan

Debes registrarte para acceder a esta información. REGISTRARME AHORA