madre sobreprotectora

La Madre Sobreprotectora Y La Película De Pixar Red

¿Te has puesto a pensar el gran impacto que puede tener el crecer con una madre sobreprotectora? Este tema es abordado de una manera maravillosa en la película de Disney y Pixar: Red (Turning Red título en inglés). 

No solo es una película maravillosa, sino que además es la primera película en la historia de Pixar realizada con un equipo ¡exclusivamente femenino! La directora Domee Shi hizo su debut con este cortometraje que ganó un Oscar: Bao y que tiene también todo que ver con la relación madre-hijo. 

La película empieza con una frase que te pone todo el contexto profundo en el que se desarrollará la película: “Honrar a tus padres todo el tiempo, puede hacer que te olvides de honrarte a ti mismo”. Me hizo pensar en el libro El Principito de Antoine de Saint-Exupery en que si lo lee un niño ve una historia divertida y si lo lee un adulto se da cuenta del gran trasfondo de la historia.

Lo mismo pasa en Red, se divierten chicos y grandes, y te deja un mensaje increíble de sanación transgeneracional, de autodescubrimiento, de ser auténticas, de la importancia de tu tribu y muchas otras cosas más. Ni decir el bien que le hace a los niños tener estos mensajes en su mente desde chicos.



 



 

 

La pubertad como puerta para autodescrubrirte




madre sobreprotectora




No haré muchos spoilers (revelación de detalles de la trama), así que puedes leer antes de ver la peli, incluso puede que te dé otros lentes antes de verla y prestar más atención.


La pubertad es una etapa tan extraña, tan desafiante para cualquier ser humano, y también clave para descubrir quién eres, qué quieres, qué te gusta, cuál es tu lugar, etc. No solo notas que van cambiando tus gustos y tus emociones, sino que te miras al espejo y en unos meses tu cuerpo es diferente.


Tal vez no lo recuerdas, pero piensa lo desestabilizante que puede ser que te levantes y tengas pelos donde antes no los había, que la forma de tu cuerpo vaya cambiando, que ya no te sirva el mismo tipo de ropa, que tu olor sea diferente, etc. Es metafóricamente como si te convirtieras en un panda rojo de la noche a la mañana. 


Ni hablar de la menstruación y que no sabes cómo manejarla. No sabes ponerte bien una toalla higiénica, se te unta la ropa, las sábanas, te duele el vientre y muchas otras cosas más. También es un momento de cuestionamiento de todo el statu quo en el que vives. Te preguntas esto y mucho más:


❤  ¿Tendrán razón mis padres con esto que me dicen?


❤  ¿Estas creencias familiares van acorde a lo que yo veo afuera?


❤  ¿La sociedad espera algo de mi que yo no quiero hacer, qué hago?


❤  ¿Mis profesores realmente me entienden?


Aunque es un proceso difícil, es esa rebeldía y cuestionamiento lo que te permite empezar a descubrir mejor quién eres tú. Más allá de lo que eras antes de iniciar esta etapa o de lo que otros esperan que tú seas, principalmente tus padres.





 

 

El efecto de la madre sobreprotectora




madre sobreprotectora




Si a este proceso lo acompaña una madre sobreprotectora, que tiene mucho miedo de los cambios, que siente que ahora te vas a salir de sus manos, todo se intensifica. No solo no te permite pasar menos dolorosamente ese proceso de ajuste, sino que todo se agudiza porque tienes que luchar con la camisa de fuerza que te imponen en casa. 


La mamá de Mei en la película Red, encarna totalmente ese estereotipo de mamá gallina que no deja a su pollito ir ni dos pasos lejos sin su supervisión y aprobación. Utilizando el chantaje emocional este tipo de madre trata de manipular a su hija para que vuelva a ser el pollito complaciente. Este diálogo de en la película Mei resume esto de manera maravillosa:


 “¿La regla número uno en mi familia? Honra a tus padres. Son los seres supremos que te dieron la vida… que trabajaron duro y se sacrificaron para darte un techo… poner comida en tu plato… una enorme cantidad de comida. Lo mínimo que puedes hacer a cambio es… todo lo que te pidan.”


¿Suena esto un poco familiar en tu caso? El gran éxito de esta película es que muchas de nosotras nos sentimos identificadas con la protagonista. Tal vez también tu fuiste víctima de esta sobreprotección y restricciones en nombre del amor de madre. Lo interesante a ver aquí es que la madre está convencida de que es lo mejor para ti y no puede darse cuenta del daño que te está causando por no dejarte ser tú misma. Puedes leer este artículo sobre: Sanar la relación con la madre y solucionar tus conflictos de pareja





 

 

Las repeticiones familiares




madre sobreprotectora




¿De dónde sacó esas ideas a tu madre? Pues de su propia familia. Hay todo un sistema familiar detrás de su comportamiento. Aunque a veces pueda parecer increíble, cada madre lo hace mejor que la suya. Cada madre va integrando aprendizajes y mejorando el estilo de crianza.


Esto no quiere decir que no cometa errores, ¡claro que lo hace!. Pero te aseguro que muchos menos que los que cometió su madre. Lo mismo pasará contigo y tu descendencia, si la tienes. Es el orden de la evolución y cada vez somos un poco mejor que la generación anterior.


No obstante, hay muchas repeticiones automáticas que venimos haciendo de generación en generación y que hacen que nuestro árbol genealógico esté atrapado en ese ciclo. Tener tú el valor de decir: ¡Basta! No solo te libera a ti, sino a toda tu familia. Ya es un peso menos que tienen que cargar tus ancestros y uno que no tendrán tus descendientes. 


Cuando tú eres fiel a ti misma, al principio parece que toda tu familia se va encima tuyo. Estás de alguna manera deshonrando tu linaje, la tradición de sufrimiento; pero también hay un deseo profundo del árbol de liberarse, de soltar por fin esas cadenas. 


Es por eso que es tan importante conocer tu historia, la de tu madre, la de tu familia, pues más fácil puedes entender el comportamiento de esa madre sobreprotectora. 





 

 

La necesidad de ser perfecta




madre sobreprotectora




Creo que uno de los trabajos más difíciles es el de ser madre. No solo la sociedad espera que lo hagas todo bien, sino también tu hijo, tu familia y lo que es peor: tú misma. No es de sorprender que nos convirtamos en madres sobreprotectoras o que tu madre haya sido una madre sobreprotectora. Es tanta la presión por que todo te salga bien, que tu hijo tenga todas las oportunidades que tú no tuviste, que no corra peligros, que no le pase nada.


Una madre sobreprotectora quisiera poder controlar todo para saber que todo estará bien.


Justamente en esa frase cliché de las madres sobreprotectoras está la clave: ¡no quiero que a mi hijo le pase nada! Si analizas bien la frase es muy triste, pues no quieres que pase nada malo por supuesto, pero tampoco nada bueno, simplemente que no pase nada. Cuando no pasa nada, pues no hay nada de qué preocuparse, pero tampoco de qué emocionarse. 


Otra frase genial de la película con la cual puedes tal vez sentirte identificada es: “Chicas, no puedo seguir así para siempre. Toda mi familia enloquecería. Especialmente mi mamá. Todas sus esperanzas y sueños están puestos en mí.” 


Que lindo cuando una madre es justamente lo opuesto a esto, cuando te dice: anda vive tu vida, descubre quién eres, no tienes que cumplir mis sueños no realizados, te di la vida y ahora te doy la libertad de vivirla.


Pero si tu mamá no es así, sino que es una madre sobreprotectora como la de Mei, de todos modos  tu vida está en tus manos. Tú puedes reclamar esa ansiada libertad y ser y hacer lo que haga vibrar tu corazón. Recuerda que cuando tú te permites ser quien eres, liberas tu árbol y además ayudas dando ejemplo a que otras mujeres hagan lo mismo.


Te dejo este artículo que escribí para el día de la mujer sobre 5 maneras simples pero poderosas para apoyarnos no solo en el día de la mujer





 

 

La importancia de tu tribu




madre sobreprotectora




Finalmente una de las cosas que más me encantó de la película Red fue el sentido de tribu de mujeres. Mei tiene un grupo de amigas incondicionales que la apoyan siempre. Esto además es algo nuevo en una película y más de dibujos animados. Hace poco una amiga me hizo caer en cuenta de algo del sistema patriarcal que nos hace permanecer aisladas: Generalmente en las películas e historias, las mujeres van de a dos, siempre tienen “su mejor amiga”; mientras que los hombres tienen un grupo de amigos, su banda.


Los hombres parecen siempre estar apoyándose entre ellos, incluso si no se conocen, mientras que las mujeres somos rivales, a excepción de la mejor amiga.


Esta película además me hace pensar en la importancia del concepto de sororidad. El origen del término sororidad es similar al de la palabra fraternidad, pero en vez de la raíz latina frater (hermano), se usa la soror (hermana) en donde las mujeres nos apoyamos entre nosotras, sin competir. 


Es súper importante sentirte apoyada en tus momentos difíciles, cuando estás atravesando cambios importantes, no solo en la adolescencia, sino durante toda tu vida. Si no tienes esa tribu, empieza a crearla, te aseguro que hay muchas más mujeres allí afuera con ganas de conectar y colaborar, de lo que te imaginas.




Algunas ideas extras que me encantaron de la peli


❤ Tienes que ir hasta el límite de tu emoción para ser capaz de decir: basta


❤ Todos quieren que destierres la bestia que hay en ti, ese lado oscuro, pero ¿qué tal si eso es lo que te hace única y maravillosa?


❤ Es lindo abrazar tu bestia interior


❤ Si reprimes tu lado oscuro, el día que estalla es terrorífico y te controla


❤ Da mucho miedo mostrarte tal cual eres, pues temes que los otros ya no te vayan a querer


Como sabemos que tener una madre sobreprotectora tiene un gran impacto en tu vida adulta, en tus relaciones, en tu prosperidad, creamos un taller para acompañarte y ayudarte a retomar control de tu propia vida. Si quieres más información da click en el enlace que está más abajo. Podemos ayudarte, no tienes que hacerlo sola.

 

QUIERO INFORMACIÓN SOBRE LOS TALLERES PRANALAN






Grupo Telegram Pranalan




Recibe Información Periódica


A través de nuestro Canal de Telegram




QUIERO UNIRME AL CANAL DE TELEGRAM


Si te Pareció Útil o te Gustó esta información, ayúdanos a compartir con tus conocidos o en redes sociales









 

 


 

 

 

2 Comments

  • Yaraby Ruiz, abril 10, 2022 @ 7:51 pm Reply

    La sobreprotección de una madre es un rasgo de querer controlar todo, conductas aprendidas de su familia. Hacer el ejercicio de autoconocernos sin juzgarnos como madres, con el fin de valorarnos y ser mejores cada dia, es el mejor regalo que podemos darles a nuestros hijos, la mejor forma de enseñarles ya no desde el control, o imposición sino por el ejemplo y las huellas o semillas que sembremos en ellos y que experimentan en su vida de hogar, para que los hijos se sientan confiados en el camino llamado vida. En donde todo está sujeto a cambios, la.destreza que desarrollemos en adaptarnos a las situaciones y cambios que nos presente la vida. Vinimos aprender no a ser perfectos.

  • Carolina, abril 10, 2022 @ 9:51 am Reply

    Muy buen artículo, creo que muy asertado y en mi caso tengo una hija de 16 años y según el perfil soy sobreprotectora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.