herida emocional de la cesarea

El nacimiento o alumbramiento es la llegada de un nuevo ser a la vida, es el impulso que cada ser humano debe tomar para llegar a este plano, es el momento en que como ser, empieza a ser individual, a respirar, a  alimentarse y moverse, dejando la simbiosis, ser una extensión del cuerpo de su madre, de su sentir, para empezar a tener tu autonomía, siendo posiblemente la primera herida de separación. Durante todo el recorrido de este texto haremos una mirada desde la nueva medicina germánica o biodescodificación, haciendo reflexión de los conflictos biológicos y emocionales y la herida emocional de la cesárea que deja a los nacidos de esta manera.

herida emocional de la cesarea

¿Cuál es la herida emocional de la cesárea?

Cuando se inicia la labor de parto, dada por la madurez de la glándula suprarrenal del bebé, aumentan los niveles de producción de la oxitocina, junto con la prostaglandina (presente en el líquido amniótico), generando las contracciones del útero y la dilatación. También se produce la adrenalina, favoreciendo el instinto de la madre hacia su cría, la madre da al bebé un poco de esta hormona, generando en el bebe el impulso, para el desarrollo de los reflejos más primitivos. Pero si esta hormona se ha segregado en exceso el parto puede detenerse o ralentizarse, también se activan las endorfinas produciendo un sistema de control de dolor o analgesia, para la madre.  

Sin embargo cuando tenemos un nacimiento por cesárea, siendo esta una intervención quirúrgica, muchas veces programada o por emergencia médica y peligro del bebé o la madre, no se realiza todo el proceso químico hormonal, que ayudará a la mamá y al recién nacido con su impulso, sus reflejos, etc., expresados en el párrafo anterior. El niño entiende que hay un peligro y no tiene la capacidad de discernir cuál es el peligro, entonces puede tomar la vida como un peligro, su existencia es un peligro o al ambiente al que llego es peligroso.

Cada experiencia de vida es una pieza del rompecabezas que arma la totalidad de lo que hoy somos. Nuestro nacimiento estructura muchas cosas de nuestro comportamiento, incluso en nuestra vida adulta. Es como si ese rompecabezas fuese un mándala y la figura patrón (el nacimiento) se repitiera muchas veces en nuestra vida.

herida emocional de la cesarea

Posibles causas de ¿por qué naciste por cesárea?

Existen tres grandes causas por las cuales pudiste nacer por cesárea, y la interpretación está dada desde la nueva medicina germánica y sus definiciones. 

Una de las causas es por programación médica, decidida y concertada con el médico tratante. Ya sea por estética, por miedo al dolor, por elección de fechas de los padres, etc.

La segunda situación porque el bebé o la madre corren peligro. 

– Por un paso complicado por el cuello uterino, por mala posición o por el tamaño de la cabeza del bebé.

– Porque el bebé presenta algún tipo de alteración en sus signos vitales.

– Porque ha sido un embarazo de alto riesgo.

– Por problemas con la placenta,  como placenta previa que es la placenta ubicada entre la cabeza del bebé y el canal del parto o desgarro de placenta que es la placenta que se desprende del útero. 

– Por bebés con anomalías congénitas o defectos de nacimiento.

– Por posición fetal lateral o de nalgas.

Y la tercera sucede cuando la mujer se conecta, de manera inconsciente, con su propio parto y se activan  los programas o traumas, teniendo miedos o repitiendo historias de su propio nacimiento. O con las memorias de su linaje femenino.

herida emocional de la cesarea

¿Qué problemas tienen las personas nacidas por cesárea?

Las causas biológicas pueden ser por temor a no ser capaz, porque hay un ambiente conflictivo respecto al padre o macho, porque la mamá cree que traerlo al mundo es peligroso o que no lo va a poder cuidar.

Las personas nacidas por cesárea pueden sufrir de grandes conflictos o dificultades en su vida diaria, en su trabajo, en su escuela, porque viven la vida en modo peligro. Sienten la vida como un sufrimiento, se sienten impotentes ante la vida, se sienten incapaces de empezar algo o tomar sus propias decisiones, también pueden ser personas que inician proyectos y posteriormente los paran o no terminan.

La persona que nació por cesárea por decisión de sus padres en su inconsciente, podrían tener la memoria, creencia o sentimiento de que sus ritmos, sus tiempos o sus procesos no son respetados, lo podrá sentir con sus padres o en etapa adulta en las diferentes relaciones.

A continuación se listan los conflictos biológicos o problemas asociados al nacimiento por cesárea:

– Alteración en sus signos vitales: Puede estar asociado con el territorio afectivo de la madre.

– Placenta previa: Necesidad de la madre de proteger al niño de cualquier tipo de agresión.

– Desprendimiento de la placenta: Tengo miedo a ser peligrosa, de hacerle daño a mi bebé. El mundo afuera es peligroso.

– Bebés con anomalías congénitas o defectos de nacimiento: Dependiendo del tipo de anomalía tiene un significado diferente, asociado a la parte del cuerpo que presenta la condición. Y nos habla de conflictos de la madre durante el embarazo o de los ancestros.

– Posición fetal lateral o transversal: No querer salir, no querer nacer y negación a seguir el camino, negación de la responsabilidad de la madre.

– Nacer de nalgas: Conflicto de no querer enfrentar el mundo, mostrar el sexo de entrada para no vivir el rechazo que ya ha sentido, porque su sexualidad es contraria a la que esperaban y también puede este bebé traer memorias de algún bebé que murió al nacer.

– Vuelta del cordón umbilical: Está asociado con la necesidad de sacrificar el niño para salvar la pareja, también puede estar asociado a memorias ancestrales de ahorcamientos o ahogo, estas personas tendrán dificultad para ganarse la vida o ser autónomos.

Cómo espero hayas podido ver, si es tu historia o la historia de tu hijo y su forma de nacimiento, no es necesario entrar en temor o miedo, es suficiente con hacer consciencia de posibles dificultades y hacerte cargo de ellas. Por ejemplo, si sabes que naciste por cesárea y te cuesta terminar algo, procura ponerte metas cortas marcando el inicio y el fin para que puedas sentir que completaste el ciclo. Para las otras situaciones, piensa y siente en tu interior cuál sería la mejor forma de poner acción, recuerda que eres tu propio sanador y la sabiduría está en ti.

herida emocional de la cesarea

Historia de dos bebes en el útero

Esta es la historia de un par de gemelos en el vientre en una de sus tertulias, escrito por un personaje húngaro de nombre desconocido, el cuento tiene por objeto hablar de la existencia de Dios. Pero también vale la pena hacer la reflexión a partir del cuento del proceso espiritual y evolutivo que experimentamos al momento de nacer.

En el vientre de una mamá había dos bebés. Uno preguntó al otro: “¿Tú crees en la vida después del parto?” El otro respondió: “Claro que sí. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez, estamos aquí para prepararnos para lo que vendrá más tarde” “Tonterías”, dice el primero. “No hay vida después del parto. ¿Qué clase de vida sería esta? El segundo dice: “No lo sé, pero habrá más luz que la que hay aquí. Tal vez, podremos caminar con nuestras propias piernas y comer con nuestras bocas. Tal vez, tendremos otros sentidos, que no podemos entender ahora.” El primero contestó: “Eso es un absurdo. Caminar es imposible. ¡Y comer con la boca! ¡Ridículo!. El cordón umbilical nos nutre y nos da todo lo demás que necesitamos. El cordón umbilical es demasiado corto. La vida después del parto es imposible.” El segundo insistió: “Bueno, yo pienso que hay algo y tal vez sea diferente de lo que hay aquí. Tal vez, ya no necesitemos de este tubo físico. “El primero contestó: “Tonterías. Además, de haber realmente vida después del parto, entonces ¿por qué nadie jamás regreso de allá? El parto es el fin de la vida y en el pos parto no hay nada más allá de lo oscuro, silencio y olvido. Él no nos llevará a ningún lugar.” Bueno, yo no lo sé”, dice el segundo “pero con seguridad vamos a encontrarnos con Mamá y ella nos cuidará.” El primero respondió: “Mamá, ¿tú realmente crees en Mamá? Eso es ridículo. Si Mamá existe, entonces, ¿dónde está ella ahora?” El segundo dice: “Ella está alrededor nuestro. Estamos cercados por ella. De ella, nosotros somos. Es en ella donde vivimos. Sin Ella, este mundo no sería y no podría existir”. Dice el primero: “Bueno, yo no puedo verla, entonces, es lógico que ella no exista.” El segundo le responde a eso: “A veces, cuando tú estás en silencio, si te concentras y realmente escuchas, tú podrás percibir su presencia y escuchar su voz amorosa allá arriba.”  

Con toda esta información y teniendo en cuenta que siempre hay dolor en nuestro nacimiento  dejando huellas en nuestra emoción y reacción, es difícil a veces entender y hasta encontrar porque nos ocurre esto o aquello, sin embargo conocer las causas nos puede llevar a encontrar solución a través de procesos terapéuticos, meditaciones o rituales.

herida emocional de la cesarea

Rituales para sanar un parto por cesárea

Tu mente pareciera funcionar con racionalidad, pero aproximadamente el 95% de tus pensamientos son inconscientes. El resto está en tu subconsciente y cuando le hablas a tu mente en su lenguaje no racional, le facilitas la integración de nuevos aprendizajes. 

Por eso quiero dejarte dos rituales que puedes realizar tú sola o con la ayuda de otras personas:

Ritual de la copa y la miel (nivel básico)

Lo puedes hacer tú sola, es muy fácil, solo requiere de mucho cuidado de tu parte.

Necesitas:

– Una copa

– Una foto tuya que quepa dentro de la copa

– Miel

– Una vela de cualquier color

– Un marco para fotos dorado

Procedimiento:

Busca un lugar privado con luz tenue y dispón de todos los elementos frente a ti. Prende la vela y cierra los ojos por unos instantes y conéctate con tu propio parto. Pon la intención del renacimiento, del querer conectar con la vida, con la materialización de tu alma. 

Abre tus ojos y llena la copa de miel. En seguida toma amorosamente tu foto e introdúcela en la copa dentro de la miel. Ubica la copa con la foto en un lugar bello donde la veas cada día, y déjala allí por 9 días.

En el 9 día, la sacas, suavemente, la lavas, la secas y la pones en el marco dorado. Ubícalo ahora en un lugar sagrado de tu casa. 

Ritual de recreación del nacimiento (Nivel avanzado)

Necesitas:

– Dos personas que te apoyen, un hombre y una mujer

– Una sábana o cobija

– Vestido blanco

– Música para bebés

– Un espacio tranquilo

– Un biberón con leche (de cualquier tipo)

Procedimiento:

Busca una pareja de personas que puedan ayudarte en este ritual, deben ser personas muy abiertas y dispuestas a contenerte. Ellos actuarán los roles de tu padre y tu madre. 

Va a empezar diciéndoles en voz alta que los tomas como padre y como madre, di los nombres de tu padre y tu madre en voz alta y ellos deben aceptar el traerte al mundo.

Después haces que se pongan frente a frente y les dices que se tomen de las manos y cierren los ojos como símbolo de unión de ambas personas y tú estás allí observando. En ese momento, te colocas entre ellos dos, estarás vestido todo de blanco y te apoyas en el vientre de la madre adquiriendo una posición fetal. El padre te cubre con una sabana o cobija. Imaginas que está en el vientre de tu madre creciendo plácidamente y sin dificultad. Luego tu «Padre» y tu «Madre», dulcemente te hablan diciendo lo felices que están de traerte a la existencia, te expresan su gran amor y te acarician por encima de la sábana. 

Cuando estés listo para nacer, cambias de posición y quedas con la cabeza hacia abajo. La madre entonces comienza a pujar imitando que te da a luz. El padre puede ayudar acomodándola con almohadas, abrazándola o lo que desee. Tú, con alegría, te dejas salir y surges de debajo de la sábana. El padre te toma y te coloca sobre el pecho de tu madre. Tienes un biberón (mamadera, tetero) con leche (de cualquier tipo) y te alimentan. Ponen música suave para arrullar al bebé.

Pueden quedarse un rato contigo en la cama consintiéndote e incluso puedes quedarte dormida y tus padres te arropan y te dejan descansar.

Cuéntame en los comentarios si realizaste alguno de los rituales, cómo te sentiste al hacerlo y si sientes que hay un impacto en tu vida emocional.  

Si necesitas acompañamiento en tus procesos, te dejo información sobre nuestros talleres para que tomes acción y empieces a sanar hoy. 

También puedes escribirme directamente si necesitas ayuda personalizada. Recuerda que no tienes que hacerlo sola, Pranalan te acompaña.

Autor

Es terapeuta holística, te escucha y acompaña, guiándote a encontrar el origen, el para qué de esos dolores físicos y/o del alma, para transformarlos desde el amor y el entendimiento, logrando que te sientas más tranquilo, sin juzgarte y llenando de gozo tu vida.

Grupo Telegram Pranalan

Recibe Información periódica a través de nuestro canal de Telegram

Si te pareció útil o te gustó esta información, ayúdanos a compartir con tus conocidos o en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.