energía femenina

La energía femenina y la masculina está presente en todos nosotros y en todo lo que nos rodea. Independientemente de si eres hombre o mujer o de tu orientación sexual. No podemos crear y manifestar nada sin la presencia de ambas energías y ellas deben estar equilibradas para que haya armonía en tu vida, tus relaciones y tus creaciones. 

Voy a hablarte sobre la energía femenina, cómo se manifiesta, qué quiere decir que esté desequilibrada, cómo reconocer ese desequilibrio en tu vida, y cómo empezar a ponerla en balance.

energía femenina

¿Qué es la energía femenina y cómo se manifiesta?

La energía femenina es la que permite crear, recibir, gestar, nutrir. Es esa energía de lo sutil, lo que no se ve, pero se percibe, lo intuitivo, lo misterioso, lo oscuro. La asociamos a la madre porque el acto de crear un ser humano representa gráficamente esa energía femenina en acción.

La naturaleza por eso la llamamos también madre: La madre naturaleza. No decimos el padre naturaleza, y es porque en la tierra, oscura, húmeda, profunda, es donde se generan todas las plantas, donde circulan o yacen los minerales, donde vemos más evidentemente esa energía femenina en acción.

Sin embargo, no basta esa energía para crear, ella no es algo aislado que crea por si misma, necesita de la energía masculina para que la fecunde. Por lo tanto, la energía masculina, complementaria, es la de la acción, la de lograr metas, la que necesita dar, actuar y dirigir. La una sin la otra no logra manifestar nada. 

¿Alguna vez te ha pasado que te quedas con las ideas más fantásticas en tu cabeza y jamás sucede nada? Eso sería una energía femenina no manifestada. Hay la reflexión, la planificación, el deseo, pero sin la acción de la energía masculina no se lleva a la realidad.

Al contrario pasa lo mismo. Cuando actúas sin reflexión, sin sentir, solo desde el actuar, cumplir metas, usar horas, el resultado es algo vacío o inútil que no le interesa mucho a nadie y no genera satisfacción. Ahí está la energía masculina en acción, pero sin el complemento de lo femenino que nutre.

energía femenina

¿Por qué tu energía femenina se desequilibra?

Hay muchas razones por las cuales tu energía femenina está desequilibrada. Algunas de ellas son de tipo personal de tu historia de vida y otras son de la cultura en la que estamos inmersa.

🟣No tuviste un referente de energía femenina equilibrado: ¿Cómo vas a aprender algo que nunca has visto o experimentado? Tu primer contacto con la energía femenina es tu madre. Si ella no tenía o tiene una energía femenina sana, no puede ensenártela y darte las bases para que tú después la sigas nutriendo.

Puedes leer este artículo para que veas cómo la energía de mamá es de poderosa Sanar la relación con la madre y solucionar tus conflictos de pareja.

🟣 Porque en nuestra sociedad está más valorada la energía masculina que la femenina: Nuestra sociedad organizada alrededor de una estructura piramidal, patriarcal, donde predomina la ley del más fuerte, es la manifestación pura de la energía masculina enferma.

En este tipo de sociedad todo lo que es femenino es visto como inferior, débil, poco serio, ridículo, etc. Ver entonces en medio de este mundo sesgado ejemplos de mujeres con energía femenina equilibrada que sean visibles, no es tan fácil. Por lo tanto, no tienes una referencia a lo que podrías ser o aspirar.

🟣 Porque alimentas la energía femenina enferma, ya que obtiene resultados: Cuando conectas con la energía femenina en nuestra sociedad, vas a una energía enferma.

Puede estar desequilibrada hacia abajo: entonces te haces la víctima, la débil, la que no eres capaz de nada, etc.  Por otro lado, te desequilibras hacia arriba: usas la manipulación, el chisme, el sexo como moneda de cambio.

Si te fijas, estos son los clichés de lo que es una mujer en nuestra sociedad. Precisamente estos estereotipos son los que perpetúan que sigamos en esa energía femenina enferma que no nos sirve a nosotras.

🟣 Porque nadie te enseño qué es la energía femenina sana: Desde la menstruación, que se sigue viendo como algo que esconder, cochino y que hay que perfumar, hasta la imposibilidad de exigir tus derechos sin ser tachada de desequilibrada.

Pero es que la misma naturaleza de lo femenino, que no es ruidosa como la masculina, hace que muchas veces pase desapercibida y que, por lo tanto, no la veas.

energía femenina

Sanar lo femenino colectivo

Por supuesto que hay un trabajo individual que es clave para después poder ir al colectivo. Sin embargo, pensar que cuando trabajamos juntas y nos apoyamos en vez de competir, estamos equilibrando nuestra energía femenina interna y externamente.

Hay tantos clichés sobre como las mujeres, incluso siendo amigas, están viendo como pueden brillar por encima de la otra, opacándola y estando en el juego de la competencia.

Te recomiendo este artículo sobre La madre sobreprotectora y la película Red. Que es una de las pocas películas en que se abordan temas de mujeres y que además promueve algo muy lindo que es el grupo de mujeres amigas unidas. 

Una manera de sanar y equilibrar tu energía femenina es haciéndote consciente de todos los juicios que tienes sobre las mujeres. Cosas como: las mujeres no son buenas amigas, las jefas mujeres son lo peor que te puede pasar, ojalá me toque un médico hombre, o cualquier juicio que tengas sobre las mujeres.

En cuanto te sorprendas teniendo algún pensamiento de estos, parar y analizar si esto es verdad o es algo aprendido y decidir cambiarlo. 

Piensa que continuar en este paradigma de mundo patriarcal con energía masculina y femenina desequilibradas nos hace mal a todas. A este sistema no le conviene que te empoderes y que busques esa fuerza femenina, amorosa, vulnerable y poderosa, pues eso desestabiliza es status quo existente. 

Que hermoso es cuando nos apoyamos como mujeres. Te dejo este artículo que escribí para el día de la mujer, pero que te puede dar algunas ideas de cosas que puedes hacer hoy mismo para promover la sonoridad: 5 maneras simples pero poderosas para apoyarnos en el día de la mujer. 

energía femenina

Señales de que tu energía femenina no está equilibrada

Bueno y ahora: ¿cómo saber si tu energía femenina está o no equilibrada? Te voy a hablar de algunas señales que puedes evaluar en tu vida para saber si esa energía femenina está en desequilibrio. Generalmente, todas tenemos esta energía desequilibrada, en mayor o menor medida.

Así que no te preocupes si te percatas que la tuya también está fuera de balance. Solo hazte consciente y empieza a trabajar para traerla al equilibrio:

1. Estás en la dependencia emocional o económica: Si sientes que no puedes vivir sin tu pareja, o tu madre, o padre, tu hijo, o cualquier otra persona. Si crees que si te echan de tu trabajo no podrás sobrevivir, que eres incapaz de ganar dinero de otra manera.

Si sientes que es algo externo lo que te da la felicidad, todas esas son señales de dependencias emocionales.

2. Te cuesta recibir: Un femenino enfermo está siempre dando y dando y vaciándose y le cuesta mucho recibir. Ya sea ayuda y cuando te la ofrecen la rechazas porque piensas que puedes o debes poder con todo. También se manifiesta cuando te sientes incómoda con recibir algo inesperado como regalos, detalles, cumplidos.

3. Eres víctima de relaciones abusivas: Estás en modo víctima, sea en relaciones donde se aprovechan de ti, te manipulan, te humillan, que sea de pareja o de amistad, de trabajo, familiares. Tú no sientes que haya una relación de igualdad, tú estás por debajo y sientes que no es posible salir de allí, casi que es normal.

4. Criticas mucho tu cuerpo: Un femenino equilibrado reconoce la perfección de su cuerpo y el templo sagrado que es. Si tú quieres que sea de otra manera, si sientes que podría ser mejor y eso te haría más feliz.

Si te preocupa mucho lo que opinan los otros de tu cuerpo, tanto personas cercanas como lejanas, seguro tu energía femenina está en desequilibrio.

5. Te sientes culpable: Si la culpa es una sensación recurrente en tu vida, incluso cuando analizas y no hay nada grave que hayas hecho, es porque tu energía femenina no está en equilibrio.

Comerte algo rico te da culpa, comprar algo que te gusta te da culpa, incluso cuando tienes el dinero para hacerlo, pues piensas que debería invertirlo en otra cosa más útil. Si el disfrutar te hace sentir culpable, etc.

6. No reconoces tus dones y talentos: Esto puedes estar desequilibrado de dos maneras. Puede ser que no encuentres que nada de lo que tú sabes hacer sea bueno, te consideres inútil o inservible y sin ninguna gracia en particular.

O puede ser que encuentres que todo eso que sabes no es nada grandioso, que cualquiera lo puede saber o hacer. En ambos casos la energía está desequilibrada.

7. Eres muy insegura: Si siempre estás dudando de ti misma, de las decisiones que tomas, de lo que deberías hacer, de si eres capaz de hacer esto o aquello, es porque no te has dejado abrazar por la fuerza de la energía femenina que está en ti, pero dormida.

energía femenina

Cómo sanar la energía femenina

Por supuesto que lo primero siempre es la consciencia, el darte cuenta de que tu energía está desequilibrada y empezar a trabajar uno a uno los puntos de la sección anterior. Buscar el origen de esos desequilibrios y cambiar tu chip mental y emocional.

Una de las principales fuentes de esos desequilibrios es la historia familiar de heridas y sufrimiento que cargas sin saberlo. Como te decía anteriormente: cómo vas a tener tu energía femenina equilibrada si tu madre no la tiene y nunca pudo enseñarte lo que era eso.

Muy probablemente tampoco la tenía tu abuela, ni ninguna mujer de tu familia. Toda esa energía femenina tan fuerte, maravillosa, creadora, a lo mejor ha tenido que estar oculta en tu linaje materno. 

Pero si tú estás leyendo esto hoy, tal vez tú puedas ser quien saque a la luz esos dones callados por muchas generaciones y conectes con la intuición y la sabiduría femeninas. No solo sanas tú, sino que sana todo tu clan y las generaciones por venir.

Hicimos un live sobre este tema y puedes verlo aquí

Conocer esa historia familiar femenina, conectar con ella, comprenderla y honrarla en su imperfección. Observar también ese femenino enfermo en ti y mirarlo con compasión y con los cuidados de una madre amorosa, abrazarlo, cuidarlo y observar como poco a poco va saliendo y recuperando su brillo y fuerza. 

Si quieres empezar a sanar estos desequilibrios de tu energía femenina, sanar tu relación con tu madre y tus heridas de infancia, en Pranalan hemos creamos un taller para acompañarte y ayudarte a retomar control de tu propia vida: Sanar con Mamá y Sanar con Papá.

Si sientes que necesitas orientación personalizada, no dudes en contactarme. Te dejo también información sobre todos nuestros talleres. Recuerda que no tienes que hacerlo sola, nosotras podemos acompañarte.

Taller Online

Sanar Con Papá Y Sanar Con Mamá

💚 8 ejercicios prácticos
💚 3 meditaciones guiadas
💚 5 autoevaluaciones
💚 4 planes de acción
💚 4 sesiones en vivo
💚 8 horas de contenido

Autor

Es una de las cofundadoras de Pranalan. Terapeuta desde hace más de 10 años: Maestra de Reiki, tarotista y ha trabajado con cientos de mujeres de toda Latinoamérica. Se especializa en el tema de relaciones de parejas pues ella misma ha experimentado grandes amores, grandes pérdidas, un divorcio y también encontrar el amor nuevamente.

Andrea es además escritora, empresaria, madre de dos hijos y vive en Panamá.

Grupo Telegram Pranalan

Recibe Información periódica a través de nuestro canal de Telegram

Si te pareció útil o te gustó esta información, ayúdanos a compartir con tus conocidos o en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.